Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Como afeitarte correctamente

Afeitarse en una práctica que viene creciendo desde hace muchísimos años, por lo que se ha convertido en una rutina para el hombre que atreves del tiempo ha evolucionado junto con todos aquellos productos que ayudan a minimizar la tarea del afeitado. A pesar de que no es un actividad dificultosa, aunque si delicada, requiere de ciertos pasos para realizarla con satisfacción.

Una manera de hacerlo satisfactoriamente:

Hay que acotar primeramente que cada persona tiene una piel distinta, algunos más delicada otros no tanto, por lo que cada recomendación aquí expuesta, puedes adaptarla a tu tipo de piel según el producto que te vayas aplicar y la afeitadora con la cual te vayas afeitar.

Lo primordial es preparar la piel para el procedimiento al cual se someterá, por lo tanto, debemos preocuparnos por abrir los poros de la piel, esto ayudara a que el vello facial se ablande y pueda salir mucho más rápido, para esto puedes envolverte la barbilla con un paño mojado con agua caliente, ponerte vapor o en la ducha.

Luego de ello,  si tienes piel suave lo recomendable es usar unas gotas de aceite antes de aplicar la espuma, crema o jabón de afeitar; en cambio, si eres de piel fuerte de pelo grueso, lo recomendable es aplicar la crema, espuma, jabón, etc, con una brocha y el bol de afeitado, aunque suena anticuado, eso ayudara a que los pelos de la barba caigan con mayor facilidad.

Ahora bien, una vez tengas la afeitadora lista, podrás a comenzar a retirar el vello facial con la misma, en dirección al crecimiento al cabello, no lo hagas al contrario porque picara y saldrán mucho más rápido.

Una vez que has logrado afeitarte por completo, lo más recomendable es que te eches agua fría, esto ayudara a cerrar los poros que han sido abiertos desde que colocamos el vapor el trapo alrededor de la mejilla; así mismo, si hay la posibilidad, tratar de humectar el área al cual afeitamos, para que con ello evitemos el enrojecimiento y la irritación que puede causar.

Un consejo

Luego de afeitar, debes secar con golpecitos en el rostro, evita pasar cualquier toalla fregándola por toda la zona, eso provocara irritación, al igual, que debes evitar colocar lociones que puedan arder, es decir, todas aquellas que contengan alcohol, tales como perfumes, geles, entre otros.